Google+ Apotecarium: Mini jardín de cristal

sábado, 10 de agosto de 2013

Mini jardín de cristal

Con un poquito de habilidad podemos crear un pequeño jardín muy decorativo dentro de un recipiente de cristal con plantas delicadas que precisen de un microclima con mucha luminosidad, ambiente húmedo y temperatura constante, como si estuvieran en un invernadero. Así reciben luz a través del vidrio, mantienen la humedad y no están expuestas a corrientes de aire ni a variaciones de temperatura. 
Los recipientes que podemos utilizar son muy variados siempre y cuando tengan un tamaño más bien grande -dependiendo del número de plantas que queramos poner- y una boca ancha para que sea fácil de manipular y tengan espacio para salir las plantas cuando crezcan. Si el recipiente tiene cierre o tapa conviene abrirla una vez a la semana durante un buen rato para que el aire se renueve y no haya un exceso de humedad que podría llegar a pudrir las plantits. Los recipientes pueden ser muy variados: un acuario rectangular o terrario, una pecera redonda, una bombonera, un tarro grande vidrio... siempre que sean de color blanco transparente porque los ahumados o de colores quitan luminosidad a las plantas. 

Para proporcionar a las plantas un mantenimiento adecuado y evitar ahogar las raíces o que se pudran por exceso de humedad deberemos establecer un drenaje adecuado que absorba el exceso de agua. Este drenaje consistirá en una capa de piedrecitas, guijarros o gravilla en el fondo y una capa de arena de unos 5 ó 6 cm. de espesor encima de las piedrecitas, sobre las cuales ya dispondremos el sustrato donde situaremos las raíces de las plantas. El sustrato lo podemos mezclar con musgo, que es un excelente regulador de la humedad. Seleccionaremos plantitas pequeñas y las sacaremos de las macetas donde estaban, situándolas en la nueva ubicación. 

Podemos combinar plantas de crecimiento vertical con plantas de crecimiento rastrero, pero procuraremos no mezclar plantas de flores con plantas sin flores porque precisan distintos cuidados, ni plantas de ambiente seco con plantas de ambiente húmedo. Cuando tengamos todas las plantas ya instaladas, se apelmaza bien el sustrato para que las plantas queden bien sujetas y pulverizamos las plantas y la tierra con un spray. Este mini jardín va a necesitar poca frecuencia de riego, ya que el agua que se condensa en el recipiente de cristal vuelve a caer a la tierra. Cuando veamos que no se produce condensación en las pareces del recipiente, volvemos a regar pulverizando las plantas con el spray. Es muy importante que el agua de regar no tenga cal, impurezas y esté a temperatura ambiente. Para ello podemos emplear agua mineral o agua hervida y enfriada a temperatura ambiente. 


 En cuanto al abono, procuraremos fertilizarlo sólo 2 veces al año para evitar que las plantas crezcan excesivamente y se nos quede pequeño el mini invernadero. Mezclamos una parte pequeña de fertilizante líquido en un poco de agua y lo añadimos al sustrato con mucho cuidado para no encharcarlo. 


 LAS PLANTAS IDÓNEAS PARA JARDINES EN BOTELLAS: 


Hipoestes - Pilea - Fitonia - Ficus Rastrero- Helechos - Hiedra Rastrera - Selaginela - Peperomia - Culantrillo - Croton - Pellaea - Episcia - Nertera - Asplenio - Criptantus - Tradescantia - Singonio - Planta del Dinero - Esparraguera Africana - Calisia - Violeta Africana - Sanseviera -




0 comentarios:

Gracias por comentar