Google+ Apotecarium: Cómo trasplantar palmeras a un recipiente mayor

martes, 4 de febrero de 2014

Cómo trasplantar palmeras a un recipiente mayor

Las palmeras que viven en macetas conviene ir cambiándolas a recipientes, macetas o contenedores mayores según vayan creciendo para que sigan desarrollándose sin problemas.
La frecuencia será cada 2 años si la palmera es de crecimiento lento o 1 vez al año si crece rápidamente, como es el caso de las washingtonias. La mejor época es en primavera.
Regaremos bien la palmera el día anterior para facilitar su extracción del recipiente actual.
Utilizaremos un recipiente más grande, con varios agujeros de drenaje en el fondo.
Colocamos una base de piedrecitas o grava en el fondo de la maceta para facilitar el drenaje del agua sobrante en los riegos y evitar que las raíces queden encharcadas.
Echamos una primera capa de varios cm. de turba o mantillo bien mezclado con un poco de arena de río o de obra sobre el fondo de piedras. El mejor sustrato es la turba rubia mezclada con fibra de coco.
Volcamos el recipiente actual donde está la palmera sobre el suelo y extraemos la palmera con cuidado para que no se rompan las raíces. Si se rompen algunas raíces, la palmera tardará más en crecer, pero no os preocupéis mucho que las recuperará. Lo que sí es importante es que la raiz central no se rompa.
La situamos en el nuevo contenedor con el cepellón de sustrato procurando que quede al mismo nivel que estaba en su antiguo recipiente. A continuación vamos rellenando los laterales con el sustrato mezclado con arena.
Apretamos ligeramente el sustrato.
Con los riegos, el sustrato se irá apelmazando y ocupará menos espacio, por lo que es muy probable que haya que rellenar por encima con más sustrato mezclado con arena.

0 comentarios:

Gracias por comentar