Google+ Apotecarium: Los signos zodiacales y sus flores

lunes, 10 de febrero de 2014

Los signos zodiacales y sus flores

Así como los 12 signos astrológicos se distribuyen en relación a las estaciones, también existen numerosas analogías entre cada uno de los signos y los elementos de la naturaleza.

La planta conocida como brezo se relaciona con el signo de Aries por su aspecto de matorral silvestre, muy decorativo. Sus propiedades medicinales diuréticas son un antiséptico para las vías urinarias. También se corresponde con el signo de Escorpio, cuyo regente Marte, lo es también de Aries.


Tauro le corresponde la peonía que calma las migrañas nerviosas que sufren generalmente los nativos de este signo. Además, les origina estados de ensoñación, a los que son tan aficionados los nativos de este signo, físicamente fuertes, pero muy sensibles y sensitivos.


La margarita, cuyo nombre de origen oriental significa "perla rara", es un símbolo del amor que a menudo hace sufrir e impacienta. Su secreto consiste en deshojarla y resulta tranquilizador algunas veces y otras no, carcaterística dual muy propia de los Géminis.






La genciana se asocia a Cáncer por su lentitud en florecer y su longevidad. La raíz de esta flor se empleaba en los rituales para favorecer el retorno del cariño y estimular la sensualidad.


La flor de lis es la flor de los dioses y de los reyes, de la fuerza divina y del poder temporal, es la flor de Leo. Es también la flor del amor y de la belleza de la piel, una flor sagrada digna de los nativos de este signo.






La flor de Virgo es la lavanda, que favorece el cumplimiento de los deseos y sueños propios de los nativos de este signo que desde jóvenes luchan intensamente por forjarse un porvenir y poder disfrutar de la vida con todas las comodidades que puede ofrecer.



El narciso es la flor de Libra que, con su perfume embriagador adormece a aquella o a aquel que lo huele y le induce a soñar. Esta flor posee propiedades medicinales recomendadas para combatir el asma y los problemas nerviosos, frecuentes en los nativos de este signo.





La madreselva es la flor de Escorpión, que, al igual que los nativos de este signo, no puede abrirse si no es en un lugar tranquilo. Sus virtudes estimulan a los seres nostálgicos, con tendencia a refugiarse en sus sueños o en su pasado.




El lirio es la flor de la inmortalidad, muy apreciada por los nativos de Sagitario, quienes aspiran a menudoa que el tiempo se detenga. Sus propiedades estimulan y favorecen la inspiración y la imaginación creativas.




El botón de oro, también llamado ranúnculo, posee propiedades reconocidas para reforzar el yo y la identidad de los nativos de Capricornio que tienen tendencia a dudar y a subestimarse.






La achicoria ahuyenta los estados depresivos de lo que a menudo son víctimas los nativos del signo de Acuario. Además, estimula sus funciones digestivas.






El hipérico o hierba de las hadas es la flor de Piscis. Protege contra los demonios de la angustia, la melancolía y las ilusiones de lo que pueden ser víctimas los nativos de este signo. Apacigua el alma y fortalece el espíritu.



0 comentarios:

Gracias por comentar