Google+ Apotecarium: Jabón de almendras para pieles sensibles y atópicas

martes, 11 de febrero de 2014

Jabón de almendras para pieles sensibles y atópicas

Esta receta de jabón muy suave es de El Taller de las Tradiciones. Debemos prepararla con las cantidades exactas porque la receta está muy equlibrada para que resulte un jabón delicado con las pieles sensibles. Podemos hacer el doble o el triple multiplicando por 2 o por 3 la cantidad de cada ingrediente. Si lo queremos usar para bebés podemos sustituir la lece de almendras por la misma cantidad de infusión de manzanilla.

Ingredientes:

- 300 g. de aceite de almendras dulces
- 30 g. de cera de abejas
- 106 g. de leche de almendras
- 43 grs de sosa cáustica
- Unas gotas de algún aceite esencial suave

Echamos el aceite y la cera en un cazo que no sea de aluminio y la derretimos a fuego muy bajo sin que llegue a hervir.
Una vez derretida la cera pasamos el contenido a un recipiente no metálico.
Pesamos la sosa en una báscula de precisión para que nos salga la cantidad exacta, dentro otro recipiente que no sea de aluminio.
Ponemos en una jarra de cristal la leche de almendrás muy fría y añadirmos la sosa con cuidado porque coge mucha temperatura.
Diluimos la sosa en la leche con una cuchara de madera y añadimos esta mezcla al recipiente que contiene el aceite de almendras y la cera.
Pasamos la batidora a la velocidad más baja y cuando aparezcan líneas circulares por donde ha pasado la batidora, añadimos unas gotas del aceite esencial que hayamos elegido.
Vertemos la mezcla en moldes y la dejamos reposar.
A los dos días ya se puede desmoldar y cortar.
Curar o dejar secar durante un mes como mínimo para que termine de saponificar.

0 comentarios:

Gracias por comentar