Google+ Apotecarium: Jabón anticelulítico natural

viernes, 22 de noviembre de 2013

Jabón anticelulítico natural

Para preparar un jabón natural anticelulítico y exfoliante en casa vamos a utilizar tres ingredientes conocidos por sus propiedades anticelulíticas: limón, cafeína y hiedra trepadora (hedera helix).

Las cualidades anticelulíticas de la hiedra aplicada sobre la piel radican en las hederasaponinas, de alto poder antiinflamatorio, y la hederagenina, que actúa en los vasos sanguíneos produciendo su constricción y posterior dilatación, lo que provoca un aumento de la circulación y un efecto diurético eficaz.
en las

La cafeína es muy utilizada en cremas anticelulíticas por sus efectos lipolíticos, detoxificantes y reafirmantes.


El aloe vera regenera y acondiciona la piel.

El aceite esencial de limón es conocido por sus potentes cualidades anticelulíticas.

Antes de preparar el jabón vamos a preparar un oleato de limón en un tarro grande de cristal con tapa hermética, dejando macerar durante 40 días en aceite de oliva varias cáscaras de limón bien limpias, totalmente cubiertas por el aceite y vamos a preparar también una maceración o hidrolato con las hojas de hiedra. Para ello lavamos muy bien las hojas de hiedra, las cortamos en trocitos y las dejamos macerando en agua con unas gotas de vinagre durante 3 días en un lugar fresco y oscuro.

Para elaborar nuestro jabón vamos a necesitar:

- 700 grs de oleato de limón que colaremos previamente
- 50 grs de aceite de coco
- 250 grs del líquido resultante de la maceración de la hiedra
- 96 grs de NaoH (Hidróxido de sodio o sosa cáustica)
- 1/2 taza de posos de café molido
- 4 cucharadas soperas de gel puro de aloe vera
- Recipiente de plástico o cristal que soporte temperaturas muy altas
- Cucharón de madera
- Molde grande de silicona o una bandeja de plástico de las que vienen con los alimentos perecederos o un brick de leche cortado por un lado o media botella grande de plástico.

En primer lugar nos vamos a poner guantes de goma y gafas protectoras y abrimos bien la ventana para ventilar la habitación de los vapores de la sosa.
Preparamos todos los ingredientes pesándolos en una báscula por separado.
En un recipiente de plástico o cristal que soporte altas temperaturas echamos la sosa cáustica y vertemos encima muy lentamente el líquido de macerar la hiedra mientras vamos removiendo con un cucharón de madera.
Cuando veamos que la sosa se ha disuelto totalmente, dejamos enfriar un rato la mezcla y cuando veamos que ya no sale humo añadimos los aceites lentamente.
Segumos removiendo siempre en la misma dirección hasta que veamos que empieza a tomar la consistencia de natillas o deja un surco tras el cucharón.
Podemos ayudarnos de una batidora de brazo, pero entonces la mezcla endurecerá muy rápido.
Cuando este preparado ya haya adquirido una consistencia espesa añadimos las 4 cucharadas soperas de gel aloe vera puro y la media taza de posos de café. También podemos poner los trocitos de hojas de hiedra. Removemos para dejarlo bien mezclado y vertemos en el molde o moldes.
Dejamos reposar en una habitación ventilada 1 ó 2 días hasta que veamos que la mezcla está sólida. Desmoldamos, cortamos el jabón en trozos con las manos protegidas con guantes de goma porque nos podría irritar ya que aún no está totalmente saponificada la fórmula.
Dejamos reposar los jabones en un lugar seco y bien ventilado durante un mínimo de 8 semanas para que terminen de saponificar, se solidifiquen, se sequen y adquieran un ph afín a la piel.
Y ya podemos utilizar nuestro jabón anticelulítico natural a diario dejándolo actuar 5 minutos antes de aclararnos. Después nos podemos aplicar crema anticelulítica y veremos sus efectos incrementados tras el uso del jabón.

0 comentarios:

Gracias por comentar