Google+ Apotecarium: Procuremos evitar los plásticos tóxicos

domingo, 17 de noviembre de 2013

Procuremos evitar los plásticos tóxicos

Cada vez más estudios están señalando a los ftalatos, el bisfenol A y el antimonio - que se encuentran en envases plásticos como botellas, biberones, revestimientos de las latas, etc… -, como responsables de desórdenes en la salud de las personas, y en concreto, de alteraciones del sistema endocrino. Estos compuestos químicos son tóxicos para la salud incluso en dosis muy bajas.

¿Que es el bisfenol A?

Es un producto químico usado para hacer un plástico llamado policarbonato (un plástico transparente, muy ligero, duro y resistente al calor y a la electricidad). Ha sido comercializado por empresas como Bayer (con el nombre de Maklolon) y General Electric Plastic (con el nombre de Lexan). Se utiliza en botellas de plástico, biberones, y también se emplea como recubrimiento del interior de latas de comida para que no se oxiden.

¿Que son los ftalatos?

Son un producto químico principalmente empleado como plastificador, es decir, que convierte los plásticos duros en flexibles. Se encuentran en algunos juguetes y botellas de plástico. También se utilizan en productos cosméticos y otros productos de uso personal, como cremas y champús, en los esmaltes de uñas, adhesivos, masillas, tuberías de pvc, pigmentos de pintura, algunos juguetes sexuales y como disolventes en perfumería y pesticidas.

Los ftalatos y el bisfenol A, son perjudiciales porque pueden actuar como las hormonas de nuestro cuerpo, ya que tienen una estructura muy similar a las hormonas naturales. Por lo tanto, pueden alterar el equilibro hormonal del organismo provocando anormalidades reproductivas y del desarrollo tales como infertilidad, defectos de nacimiento y muertes fetales y neonatales, así como varios tipos de cáncer: de mama, prostata, testículos, útero, etc…

Aunque solo sean mortales en dosis muy altas las pruebas científicas demuestran que son capaces de interrumpir funciones esenciales del organismo en dosis muy bajas y que se van acumulando con un consumo generalizado y continuo a lo largo de los años.

¿Cómo evitar los ftalatos y el bisfenol A?

Debemos evitar el calentamiento de recipientes plásticos; tampoco en el microondas ni al "baño maría".
Los recipientes de plástico no deben contener bebidas calientes.
No se deben lavar en el lavavajillas con temperaturas elevadas porque el calor hace que se desprendan las particulas nocivas.
Procuremos evitar la comida enlatada porque el interior de las latas puede contener bisfenol A. Tampoco se deben calentar las latas, pues la mayoría llevan revestimiento plástico en su interior. Es mejor usar recipientes de vidrio o productos que se indique que son “Libre de ftalatos” ó “Libre de bisfenol A”.
El uso repetido de botellas plásticas es perjudicial sobre todo si son NO reutilizables, como la gran mayoría. Se debe revisar la etiqueta de reciclaje en la base de la botella, ya que proporciona información importante para saber de qué tipo de plástico está fabricada.

¿Qué plásticos son los más seguros?

Existen más de cien tipos de plásticos, pero los más comúnmente utilizados son siete y se los identifica con un número dentro de un triangulo a fin de facilitar su clasificación para el reciclado.


Las botellas marcadas con un “7″, (plástico también llamado Lexan) se deben evitar totalmente, porque desprenden bisfenol A (BPA) en el líquido.

Las marcadas con el número “3″ (chloride/PVC polivinilo) pueden también desprender BPA y ftalatos. 

Las marcadas con el número “6″ (poliestireno/PS), ya que el estireno es un producto químico potencialmente tóxico que se libera desde recipientes fabricados con poliestireno cuando se utilizan para guardar o calentar alimentos o líquidos a temperaturas mayores de 80°C. Pueden dañar el sistema nervioso. 

Las botellas marcadas con “1″ (polietileno de tereftalato / PET ó PETE) SE DEBEN UTILIZAR SOLAMENTE UNA VEZ. 

Los tipos 2, 4, y 5 son las opciones más seguras. Sin embargo, lo más prudente es evitar las botellas de plástico en general. 

¿Qué material es el más seguro y el menos perjudicial para la salud y el medio ambiente?

El acero inoxidable es la opción más segura. Las botellas de agua de acero inoxidable son una alternativa mucho mejor a las botellas del plástico, de vidrio o de aluminio. Las botellas de acero inoxidable son 100% reciclable, casi tan ligeras como las de plástico. Las botellas de agua de acero inoxidable están también libres de productos químicos como BPA y son seguras de utilizar con los líquidos calientes.

Fuente: eco13.net

0 comentarios:

Gracias por comentar