Google+ Apotecarium: Plantas medicinales y mágicas

viernes, 6 de septiembre de 2013

Plantas medicinales y mágicas

Además de sus beneficiosas propiedades medicinales, hay muchas plantas que tienen propiedades mágicas. Vamos a ver a continuación una lista con algunas de ellas.

Ajo: Es un maravilloso antibiótico natural que previene y cura toda clase de infecciones, tanto al ser ingerido crudo como al ser aplicado sobre llagas y heridas. Reduce la hipertensión y previene infartos. Baja y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a prevenir el cáncer y a eliminar el plomo y otros metales tóxicos en el organismo. También es un potente protector contra las malas energías y ayuda a mantener unida a la familia. Cuelga una ristra o ten siempre una cabeza de ajos en la cocina.

Albahaca: Abre el apetito y tiene propiedades aromáticas, tónicas, antiinflamatorias, antisépticas y antiespasmódicas. Estimulante del sistema inmunológico, también es estupendo para el intestino cuando se consume cruda. El aceite de albahaca combate los parásitos y cura el acné.

Pon un poco de albahaca seca en un saquito de tela y úsalo como amuleto dentro del bolso o en un bolsillo de tu ropa. Canela: Ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y aumenta el atractivo personal. Frótate con un trozo de corteza o canela en rama las zonas del cuerpo donde te sueles poner perfume antes de una cita importante. Clavo de olor: Tónico muy beneficioso para el corazón y el estómago. Tanto la infusión como la tintura son estimulantes. Alivia el dolor de muelas. Dicen que proporciona protección contra las malas lenguas y las envidias. Llévalo en un bolsillo como amuleto o pon un puñado en un saquito de tela y guárdalo en el armario con tu ropa.

Hipérico o hierba de San Juan: Ayuda a curar la depresión y se dice que atrae el amor rápidamente. En la Edad Media se quemaba en las casas donde se creía que había entrado el demonio, por eso era conocida comofuga daemonium o "espanta demonios". La tradición celta afirma que las hadas malas, los duendes y los magos de malas intenciones no entrarían nunca en una casa cuyas ventanas estuvieran protegidas por esta planta.

Laurel: Aromático, favorece la digestión, tónico, purificador, suavizador. Atrae la fortuna y el éxito y protege de las energías negativas. Lleva una hoja en el bolsillo o cuelga una rama en el dintel de tu casa para protegerla de las malas energías.

Lavanda: Esta bella planta de flores color lila en forma de espiga es un poderoso agente para limpiar el hogar de energías negativas, además de ayudar en la meditación y la proyección astral.Prepara una bolsita blanca llena de flores secas de lavanda y guárdala dentro de tu almohada para evitar que durante el sueño te hagan brujerías, ya que la mayoría de los maleficios se practican en media noche u horas nocturnas.

Limón: Además de sus enormes beneficios para la salud, se emplea para la limpieza de malas energías. Añade trozos de cáscara de limón al agua del baño cuando sientas mucho cansancio (uno de los signos de las malas vibraciones) o tras un mal día para limpiarte completamente.

Orégano: Aromático, digestivo y sedante, también alivia los dolores de cabeza y calambres. Desde la Antigüedad los sahumerios de flores de orégano acompañan a los difuntos en su último viaje. También ayuda a aceptar cambios profundos en la vida.

Ortiga: Es diurética, purificante y antiinflamatoria. 
Además, ayuda a resolver situaciones incómodas, celos, murmuraciones y envidias rociando la habitación con la infusión de sus flores.


Romero: Se utiliza para provocar la menstruación, contra la anemia, la bronquitis, la tisis y las supuraciones. Entre sus aplicaciones externas figuran los aclarados oculares con la infusión de esta planta para fortalecer la vista y los destinados a limpiar llagas y suprimir flujos vaginales y diarreas. 

También es eficaz contra las malas energías. Añádelo al agua del baño para limpiarte espiritualmente o quema un poco y, mientras aún echa humo, recorre con él las habitaciones de tu hogar para purificarlo de energías negativas. 

Ruda: Su infusión de ruda es beneficiosa contra la epilepsia y las hemorragias uterinas, pero sólo si no se está embarazada.

También es una planta con una magia muy fuerte, por lo que resulta muy útil para combatir y rechazar maleficios, especialmente de magia negra. Se debe plantar en la entrada de la casa una ruda femenina a la izquierda y una ruda masculina a la derecha. Si alguna de las rudas se seca, significa que ha absorbido algún hechizo maléfico, por lo que debemos arrancarla y quemarla inmediatamente. A continuación, se planta otro ejemplar em el mismo sitio en que estaba la anterior.

Salvia: Se dice que, además de proporcionar salud y belleza, es garantía de larga vida tomando una infusión cada día, que fomenta la sabiduría y que protege del mal de ojo.

En magia se utiliza como oráculo amoroso para visualizar al futuro marido en sueños. Cuentan también las leyendas que el dueño de la casa no puede sembrar salvia el en su propio jardín porque atrae la mala suerte, por lo que debe buscar a un extraño para que haga el trabajo por él. Nunca se debe plantar sola, sino junto a otras plantas.

Tomillo: Expectorante, antiséptico y tónico, es beneficioso contra la falta de apetito, la gastritis y para realizar enjuagues bucales.


Inspira valor y da fuerzas para superar situaciones difíciles. Prepárate un baño de agua caliente y echa en él un puñado de esta planta. Mejor si contiene hojas y flores.

Trébol: Las inhalaciones de trébol alivian los ataques de asma. Por otra parte, es un amuleto de buena suerte. La tradición antigua afirma que un trébol de 2 hojas atrae a un amante, uno de 3 hojas sirve de amuleto protector, uno de 4 hojas atrae la riqueza y el amor y si tiene 5 hojas es un talismán muy poderoso para atraer prosperidad y fortuna.

Trigo: El trigo siempre ha sido asociado a la prosperidad. Guarda un puñadito de granos de trigo en un saquito de tela de color claro como amuleto para atraer la fortuna. Lo puedes poner en la entrada de tu casa.

Verbena: Alivia la fiebre, activa la digestión y en forma externa limpia úlceras y llagas. Su licor, en dosis reducidas, mejora la tuberculosis. 


Conocida como la "hierba de los hechizos", "hierba sagrada" o "hierba de la gracia", ha sido una planta muy empleada en la magia europea. Los antiguos celtas la consideraban uno de los arbustos sagrados y la tenían gran aprecio por sus virtudes como protectora contra el mal. Para ello salpicaban la casa con una infusión hecha de hojas de verbena y también para atraer prosperidad económica y ayudar el crecimiento de las cosechas enterrando una hoja en el terreno de la casa.

Violeta: Se dice que cortar la primera violeta que se vea en primavera atraerá el amor. Su perfume tiene supuestas virtudes afrodisíacas. Ponerse una corona de violetas ayuda a aliviar el dolor de cabeza.

0 comentarios:

Gracias por comentar