Google+ Apotecarium: Feng shui en el trabajo

martes, 11 de junio de 2013

Feng shui en el trabajo

Vamos a continuar con más ideas basadas en la filosofía del feng-shui, esta vez para que podáis mejorar las energías de vuestro lugar de trabajo.

Los elementos acuáticos con agua en movimiento en una sala de espera o recibidor atraen la prosperidad, pero se ha de tener en cuenta que el agua debe fluir hacia adentro.

Si colocas algún elemento con agua en la oficina, tendrás una suerte excelente en tu profesión. Pero no abuses de estos elementos acuáticos porque con demasiada agua te podrías ahogar. Recuerda que debes mantener siempre el agua limpia.

En reuniones de negocios orienta tu posición negociadora. En Feng Shui cada persona tiene cuatro direcciones personales: para el amor, trabajo, salud y bienestar. Conoce tus direcciones y siempre siéntate siempre mirando hacia la del trabajo para tener éxito.

No te sientes de espaldas delante de las puertas o ventanas, sobre todo en tu trabajo. Esto te puede perjudicar en sus decisiones.

Tampoco te sientes nunca frente a la esquina de una mesa, estanterías, una puerta, un ascensor, una escalera, un pasillo largo y estrecho, la puerta de un aseo o el borde de una columna cuadrada.

Si hay una ventana manténla con las cortinas cerradas siempre que te sientes a trabajar.

Los colores más adecuados en tu lugar de trabajo deben ser pálidos: melocotón claro, hueso o marrones de baja intensidad porque ayudan a crear un ambiente suave y relajado.

Nunca coloques cuadros con motivos de agua detrás de ti, puesto que las imágenes de ríos, cascadas y lagos siempre deben estar delante, nunca a tu espalda. El agua detrás de una persona simboliza las oportunidades perdidas.

Pon un cristal, preferentemente redondo, en la esquina sudoeste del escritorio para mantener relaciones armoniosas y suerte con tus compañeros de trabajo.

Para atraer fortuna y buena suerte, sitúa la figurita de una tortuga en la esquina norte de tu escritorio.

 Pon 3 monedas chinas con el Yang hacia arriba y atadas con hilo rojo en cajas registradoras, huchas y libros de facturas para aumentar la suerte del negocio.

Si quieres aumentar las ventas, coloca un acuario con burbujas en el ángulo norte, este o sudeste de la tienda.

El acuario debe estar iluminado directamente por una luz brillante de forma que pueda observarse el movimiento continuo de las sombras.

Las plantas situadas en el sudeste de cualquier sala del lugar de trabajo intensifican la suerte propicia a los ingresos y ayudan a prosperar. Las plantas artificiales no son tan efectivas como las naturales, pero nunca debes usar plantas secas ni adornos florales. Colocándolas en el extremo este, sudeste o sur conseguirás un mayor efecto feng shui.

Una bombilla fundida ha de sustituirse de inmediato. Es mala señal que se funda en el dormitorio o en el lugar de trabajo estando tú presente. Ten siempre bombillas de recambio y sustitúyela de inmediato, así no pasará nada.

Deshazte de las estanterías abiertas y desprotegidas porque puede que estén enviándote vibraciones afiladas corno cuchillos. Debes añadir puertas a estas estanterías para convertirlas en armarios.

Crea y guarda una cartera de la abundancia en tu cajón. Coloca tres monedas chinas atadas con hilo rojo y alguna divisa fuerte en la cartera simbólica de la abundancia. Añade una pequeña cantidad de tierra que proceda del jardín de un hombre rico (ponla en una bolsa de plástico).

Todas las energías de tu espacio personal fluyen constantemente. Las fuerzas del Yin y el Yang danzan juntas de forma continua, en pos del equilibrio cósmico que permite la armonía, así que es importante prestar atención a todo lo que las puedan favorecer o perjudicar.

0 comentarios:

Gracias por comentar