Google+ Apotecarium: Feng shui en los dormitorios

lunes, 3 de junio de 2013

Feng shui en los dormitorios

Vamos a seguir con más ideas sobre feng shui, en este caso en los dormitorios, que son las habitaciones donde recibimos las primeras y las últimas impresiones del día, por lo que conviene evitar todo lo que atraiga energía Yang, como objetos que te traigan malos recuerdos o que representen temas tristes y desagradables.

Para favorecer el ambiente de intimidad del dormitorio, la cama debe estar colocada de modo que desde ella se vea la puerta pero sin estar justo enfrente y es mejor que no esté expuesta a la vista desde el pasillo. Intenta que la vista desde la cama sea agradable porque lo que veas desde ella influirá en tu visión del mundo. 


Si dentro de la habitación hay un cuarto de baño, asegúrate de cerrar la puerta por la noche. 


El cabecero de la cama ha de estar bien fijado a la pared para que nos proporciones una buena protección y evitar accidentes mientras dormimos. Por la misma razón, evitaremos colgar elementos decorativos de mucho peso en la pared del cabecero. En un dormitorio lleno de vigas de madera, la solución más adecuada sería poner una cama con dosel, pues éste lo protegería por completo de las energías de sus formas rectas y del peso. Tampoco duermas bajo un ventilador o una luz muy intensa, ya que provocarías que las energías se activasen de noche perjudicando tu descanso.


Es muy importante tener la cama orientada de norte a sur para favorecer un sueño profundo, que no haya corrientes de aire y que nuestros pies no estén dirigidos hacia la puerta o la ventana.

En una habitación no debe haber más de 3 ventanas por puerta porque una cantidad excesiva puede hacer que la suerte se escape. Tampoco es bueno que haya una ventana frente a la puerta o dormir bajo una ventana porque perjudicará bastante tu buen descanso. Coloca unas cortinas gruesas para disminuir el efecto. Si una ventana quede frente a la puerta del dormitorio provocará desequilibrios y discordia. Cuelga un móvil preferiblemente de tubos huecos, para diluir la mala energía creada si no puedes evitar alguna de las posiciones descritas.


Los espejos no son una buena idea porque alteran el Yin dificultando el descanso, y todavía es peor si reflejan la cama, la puerta o la ventana, ya que activan la energía Yang y en las habitaciones conyugales se estaría atrayendo a una tercera persona. Los espejos, pues, deberían estar por la parte de dentro de la puerta de los armarios, así que, si tienes uno, la mejor opción es taparlo por la noche con un biombo.

Los ordenadores, televisores y equipos de sonido es preferible dejarlos desenchufados por la noche para que no generen campos electromagnéticos que nos alteren el sueño. 


Procura no tener el tocador enfrente de la cama, pues atraerás mala suerte, roces y problemas de pareja. Sí no puedes cambiarlo de sitio, guarda espejos, cosméticos y peines en los cajones y cubre el espejo cuando vayas a dormir.

En los dormitorios es aconsejable tener pocas plantas,

ya que nos quitan oxígeno por la noche. Una maceta con flores de color rojo favorece las relaciones de pareja, mientras que las flores de color rosa refuerzan el amor y la fidelidad y las blancas ayudan a poner fin a las peleas y discusiones. Podemos colocar también un cuadro de peonías. Las de color melocotón y rosa simbolizan la buena fortuna relacionada con las mujeres. Un cuenco con frutas, especialmente las granadas, ayudan a potenciar la fertilidad. Evita todo lo que pueda sugerir agua en el dormitorio, pues te traerá pérdidas económicas.

La luz del dormitorio debe ser tenue y suave y los colores oscuros para la decoración son preferibles a los colores claros. 

No se deben colgar cuadros de animales feroces, de temas abstractos o de agua en un dormitorio, pues ello provocaría pérdidas económicas.


Nunca coloques el tocador frente a la cama, esto atraerá mala suerte, roces y problemas de pareja. Sí no puedes cambiarlo de sitio, guarda espejitos, cosméticos y peines en los cajones y cubre el espejo con un trapo. Quedará provisionalmente solventado el problema. Nunca pongas plantas ni flores en el dormitorio, sí puedes poner en cambio fruta, especialmente las granadas ayudan a potenciar la fertilidad. Evita todo lo que pueda sugerir agua en el dormitorio, pues te traerá pérdidas económicas
.

Para que los niños estudien mejor, colocad un mapa mundi o un globo en su dormitorio.

Y... ¡felices y plácidos sueños! 

0 comentarios:

Gracias por comentar