Google+ Apotecarium: Loción y perfume de Agua de Hungría

lunes, 7 de octubre de 2013

Loción y perfume de Agua de Hungría

El Agua de Hungría fue creada por vez primera en el siglo XIV por un monje ermitaño como un tónico a base de alcohol y romero para que Isabel Lokietek, reina de Hungría lo utilizase como loción cutánea y como ungüento en masajes para aliviar sus dolores artríticos. Según cuentan las antiguas tradiciones, esta reina consiguió rejuvenecer notablemente a pesar de que tenía más de 70 años cuando empezó a utilizar. Las versiones posteriores mejoraron la receta y se le empezó a añadir flores de varias plantas aromáticas hasta que se convirtió en un perfume muy apreciado por la aristocracia y la realeza.

Para usarlo como loción para fricciones estimulantes y energetizantes tras la ducha, para después del afeitado, como desodorante, para masajes que mejoren la circulación sanguínea y como tratamiento previo para que la piel absorba mejor cualquier crema o aceite que nos apliquemos después podemos preparar la loción con los siguientes ingredientes:

- 1/2 litro de alcohol de 96º
- 50 grs. de hojas secas de romero
- 50 grs. de hojas secas de lavanda

En un frasco o tarro de cristal con tapa hermética echamos el alcohol y añadimos las hojas secas de romero y lavanda. Cerramos muy bien y lo guardamos de un lugar fresco y oscuro entre 15 días y 1 mes. Pasado este tiempo colamos, guardamos en otro frasco de cristal y ya podemos utilizarlo.

Para elaborar agua de perfume de Hungría, la fórmula original durante el Renacimiento fue a base de hojas, flores y frutas frescas:

- 2 cucharadas de salvia fresca
- 3 cucharadas de menta fresca
- 4 cucharadas de romero fresco
- 3 cucharadas de pétalos de rosa frescos
- 3 cucharas de pétalos de flor de azahar
- 1 cucharada de ralladuras de piel de limón
- 1 cucharada de ralladuras de piel de naranja
- 150 ml de alcohol de 96º o de algún aguardiente sin sabor, como el orujo

Se ponía todo en un tarro de cristal hermético en un lugar oscuro y se dejaba de 6 meses a 1 año agitando de vez en cuando. Después se filtraba y se dejaba en el envase definitivo 15 días más para que madurase.

También lo podemos confeccionar con aguas perfumadas y aceites esenciales, resultando un aroma más intenso y con una nota especiada:

- 5 cc de glicerina
- 40 ml de alcohol de 96º
- 15 granos de pimienta negra
- 5 ml de agua de rosas
- 5 ml de agua de azahar
- 4 gotas de aceite esencial de romero
- 2 gotas de aceite esencial de naranja
- 6 gotas de aceite esencial de limón

Colocar en un frasco de vidrio oscuro que tenga tapa el alcohol y la pimienta, agitar varias veces hasta comprobar que el alcohol haya tomado el aroma de la pimienta. Seguidamente añadir los aceites en este orden: aceite esencial de limón, aceite esencial de naranja y aceite esencial de romero. Entre uno u otro se cierra el frasco, se agita la mezcla, se destapa y se deja reposar 5 minutos. En un frasco aparte poner 50 ml de agua de azahar y 5 ml de glicerina, mezclar y añadirlo lentamente a la mezcla de alcohol y aceites.Cerrar el frasco, agitar y destapar hasta 5 veces para que los ingredientes comiencen a macerar. Tapar bien el frasco y dejar que reposar en un sitio oscuro y fresco mínimo 3 semanas. Podéis dejarlo hasta 1 año en reposo, así la fragancia será mucho más concentrada.

0 comentarios:

Gracias por comentar