Google+ Apotecarium: La orina, fertilizante vegetal

martes, 28 de enero de 2014

La orina, fertilizante vegetal

Según nos informan en nutribiota.net y en universitarios.cl la utilización de la orina como fertilizante es un método utilizado desde la antigüedad como recurso valioso. Investigadores en Finlandia informaron del éxito en el empleo de un fertilizante poco común en las granjas, que es económico, de disponibilidad abundante, e innegablemente orgánico: la orina humana. Su informe sobre el uso de orina para abonar las cosechas de repollos apareció publicado en la edición del 31 de octubre de 2006 de la revista de ACS Journal of Agricultural and Food Chemistry


A pesar de los reparos que pueda producir, la orina proveniente de individuos saludables es virtualmente estéril, libre de bacterias o virus. Naturalmente rica en nitrógeno y otros nutrientes, la orina ha venido siendo usada como fertilizante desde la antigüedad. La fertilización con orina es rara hoy en día. Sin embargo, ha venido despertando el interés en algunas regiones donde los granjeros han optado por el uso de métodos de producción orgánicos para de este modo reducir el empleo de fertilizantes sintéticos. 

En el nuevo estudio, Surendra K. Pradhan y sus colegas, recolectaron orina humana en hogares particulares y la usaron para fertilizar cultivos de repollos. Luego compararon los campos “orinados” con otros en los que se usaron fertilizantes industriales y otros en los que no se usó abono alguno. Los análisis demostraron que el crecimiento y la biomasa eran ligeramente más altos con orina que con fertilizantes convencionales. No hubo diferencias en el valor nutricional del repollo. “Nuestros resultados demuestran que la orina humana podría usarse como fertilizante para repollos sin suponer ningún riesgo significativo para la higiene ni dejar ningún sabor distintivo en los productos alimenticios”, concluye el informe Human urine as a safe, inexpensive fertilizer for food crops

Cuando la orina es vertida masivamente en los afluentes y océanos provoca un exceso de crecimiento en las algas provocando la asfixia de la fauna.
La orina humana es un fertilizante barato, eficaz y abundante (aproximadamente 1,5 litros por persona y día) no tiene virus o bacterias y es biodegradable.
Un repaso a su composición puede cambiar rápidamente nuestra percepción sobre este líquido residual.

Composición de la orina: 

* Agua (representa aproximadamente el 95% de la orina)
* Urea (representa aproximadamente el 2,5% de la orina)
* Calcio
* Magnesio
* Potasio
* Arginina
* Aminoácidos
* Biotina
* Ácido ascórbico
* Acido fólico
* Vitamina B6 y B12
* Enzimas como amilasa y urokinasa
* Corticosteroides
* Nitrógeno
* Amoniaco

Los nutrientes en la orina están perfectamente balanceados como un fertilizante completo y listo para aplicarse en las plantas y enriquecerlas con elementos esenciales para su crecimiento.
Los efectos del nitrógeno y fósforo de la orina son muy parecidos a los de un fertilizante químico y pueden ser utilizados por las plantas rápidamente.

Aplicaciones en la huerta y jardín:


Partiendo de individuos sanos y utilizando la orina fresca en el huerto familiar o jardín.
Para cultivos extensivos y con grandes cantidades de orina procedentes de muchos individuos es necesario el almacenaje a temperaturas altas (20 a 30ºC) y periodos prolongados (6 meses) para neutralizar la proliferación de posibles microorganismos patógenos.
En el terreno se puede extender la orina con una regadera directamente sobre el suelo. 

Si las hojas de las plantas recogen mucha orina es mejor aclararlas con agua pura.
Para los árboles y arbustos se debe verter en el punto donde las ramas estén más hacia afuera. Para los perennes y las verduras es recomendable verter la orina a unos 10 cm. de la raíz de la planta.
Es recomendable no utilizar el abonado durante el ultimo mes antes de la cosecha.
Es conveniente diluir la orina con agua en proporción 1 de orina a 5 de agua para plantas adultas.
Para semillas y plantones diluir en una proporción de 1 de orina a 10 de agua.
Evitaremos los días muy calurosos y soleados prefiriendo los nublados y frescos.

Recomendaciones y dosificación:

Se obtienen mejores resultados si se aplica antes de la siembra o antes de que transcurran de dos terceras partes a tres cuartas partes del tiempo trascurrido entre la siembra y la cosecha.
Se pueden utilizar las recomendaciones de la dosis de nitrógeno usadas por los fertilizantes basados en urea. La regla general es aplicar la orina recolectada por una persona durante un día (de litro y medio a dos litros) en un metro cuadrado de tierra de cultivo.
La dosis máxima antes de que exista riesgo de toxicidad es 5 veces esta dosis. No rociar las hojas porque se pueden quemar dependiendo de la sensibilidad de las plantas cultivadas al nitrógeno.
No rociar al aire ya que se pierde parcialmente el nitrógeno de la orina. Para la aplicación en surcos, usar litro y medio de orina por metro lineal.
La orina proporciona a su vez un efecto fungicida sobre las plantas y su uso en afecciones de la piel es conocido y utilizado. Es un activador excelente para acelerar el compostaje de los residuos del jardín y la cocina.


0 comentarios:

Gracias por comentar