Google+ Apotecarium: Cómo preparar nuestros propios aceites esenciales y oleatos

viernes, 20 de diciembre de 2013

Cómo preparar nuestros propios aceites esenciales y oleatos

METODO RÁPIDO 
Hacer una cocción a fuego muy lento de las plantas en aceite de oliva o almendras dulces durante una hora. Filtrar y envasar. Puede hacerse con la planta fresca o seca. Este método es bueno cuando queremos usarlo rápidamente. El aceite debe cubrir justamente las plantas.

BAÑO MARÍA
Llenar un tarro de cristal de plantas secas, cubrirlo de aceite de oliva o de almendras dulces y ponerlo destapado en un cazo con agua al baño María durante 1 hora, después taparlo y dejarlo reposar. Repetir la operación 3 días consecutivos, una vez reposado y frío se filtra y se conserva en frascos de cristal oscuro cerrados herméticamente para su uso.

MACERACIÓN EN FRÍO 
Se utilizan unos 200 gr. de planta fresca por litro de aceite. Se llena un tarro de cristal con plantas frescas y se deja macerar con el aceite que las cubra totalmente durante un ciclo lunar protegido de la luz y el calor. Mover el bote de vez en cuando, pasado el ciclo se filtra y se envasa en frascos de cristal oscuro cerrados herméticamente.

MACERACIÓN AL SOL 
Se llena un tarro de cristal con plantas frescas y posteriormente se rellena con aceite de oliva o de almendras dulces según los casos, se cierra y se pone a macerar en el jardín o en la huerta durante 40 días. Durante este tiempo se le da la vuelta de vez en cuando. Se mete al interior pasados los 40 días, se deja reposar y estabilizarse durante 24 horas. Después se filtra y se guarda en envases oscuros y herméticos, se etiqueta y se protege de cambios bruscos de temperatura. En todos estos preparados la conservación es de 2 años en optimas condiciones.

ACEITES PARA MASAJE CON ACEITES ESENCIALES 
Se preparan con un aceite portador o aceite base que puede ser de almendras dulces, de sésamo, de cártamo, de girasol, de germen de trigo, de aguacate, etc...según los casos. Estos aceites bases deberán ser de primera presión en frío. A este aceite añadiremos los aceites esenciales en proporción de 1 gota de aceite esencial por cada 10 cc de aceite portador. No conviene mezclar más de dos aceites esenciales hasta no tener cierta práctica. Nunca aplicar un aceite esencial directamente sobre la piel sin haberlo rebajado antes con aceite portador, pues son muy fuertes y podrían irritar la zona donde se ha aplicado. Para la elaboración de cremas añadir en gotas la mitad de la cantidad en cc del aceite portador. Por ejemplo, 25 gotas de aceites esenciales para 50 cc de aceite portador o base, o 50 gotas de aceites esenciales para 100 cc de aceite portador o base.

0 comentarios:

Gracias por comentar